ACERCA DE PIE
tutraumatólogo.com
Tratamiento de la fascitis plantar con férulas de uso nocturno
Trabajo presentado en las XIX Jornadas de la Sociedad Latinoamericana de Ortopedia y Traumatología en Margarita
1. Resumen

Objetivo: Estudiar la eficacia  de la férula de polipropileno de uso nocturno en el tratamiento de la fascitis plantar.     

Diseño: Se trata de un estudio prospectivo, experimental, controlado.

Métodos: Se evaluaron 21 talones en el grupo experimental y 22 pacientes en el grupo control, para un total de 43 talones.  Como criterio de inclusión se empleo pacientes mayores 18 años y  dura-ción de la enfermedad de más de 4 semanas. 

Como criterio de exclusión se tomó antecedente de infiltración con esteroides o procedimientos quirúrgicos en el talón y  el antecedente colagenopatías. Evaluamos los resultados empleando el Score de Roles y Maudsley para la evaluación subjetiva del dolor y el numero de AINES consumidos semanalmente.

Análisis Estadístico: Se empleó la  t de Student y Chi cuadrado en el análisis de los resultados.

Resultados: Encontramos una diferencia estadísticamente significa-tiva en el grupo experimental, tanto en la mejoría de la percepción subjetiva del dolor, como en la disminución del número de AINES consumidos semanalmente.

Conclusión: El empleo de la férula de uso nocturno es un método seguro y efectivo  en el tratamiento del  paciente con fascitis plantar.

Palabras Claves:

Fascitis, Plantar, Espolón, Calcáneo, Férula, Tratamiento.

La talalgia es un motivo  de consulta frecuente en la consulta de traumatología,  y la principal causa es,  sin lugar a dudas, la fascitis plantar[i].   Se ha estimado que del 11 a 15% de los pacientes que acuden al médico por problemas en el pie tienen fascitis plantar [ii]

Esta entidad es ocasionada  por varios factores, tales como alteraciones biomecánicas del pie[iii], ocupaciones que exigen bipedestación por tiempo prolongado, y el proceso normal del envejecimiento de la fascia plantar. La enfermedad tiene especial predilección por corredores[iv],[v] y personal militar[vi].

El abordaje terapéutico  inicial es  conservador, ya que alrededor del 90% de los pacientes mejoran con tratamiento conservador [vii],mediante el empleo de ejercicios de estiramiento (stretching), antiinflamatorios no esteroideos, ortesis para el calzado e infiltra-ciones con esteroides[viii].

Se ha descrito también el uso de ondas de choque extracor-póreas  con bastante éxito en el tratamiento de la fascitis plantar[ix],[x],[xi],[xii],[xiii],[xiv].  Sin embargo, un trabajo reciente cuestiona estos reportes[xv].

Algunas veces estos tratamientos ocasionan efectos secundarios adversos,[xvi],[xvii],[xviii],[xix]   y otras veces no surten el efecto deseado y es necesaria la  solución quirúrgica.

Las férulas de polipropileno de uso nocturno se han utilizado con resultado satisfactorio en el abordaje inicial  de la fascitis plantar[xx],[xxi],[xxii],[xxiii],[xxiv].

Con el uso de esta férula se ha reportado mejoría en hasta un 90% de los casos resistentes a otros tratamientos8. Nuestro trabajo consiste en la evaluación de este dispositivo en el manejo de la fascitis plantar.

2. Hipótesis

El empleo de férulas de polipropileno de uso nocturno es un tratamiento eficaz en el manejo de la fascitis plantar.

3. Objetivos Generales y Específicos

-Demostrar  que el empleo de férulas de polipropileno de uso nocturno produce  mejoría clínica en los pacientes con fascitis plantar.

-Demostrar que el empleo de férulas de polipropileno de uso nocturno  disminuye la utilización de AINES en el manejo de la fascitis plantar.

4. Materiales y Métodos

Pacientes adultos,  con el diagnóstico clínico  de fascitis plantar, que acudieron a la consulta externa del Hospital Miguel Pérez Carreño durante el año 2001 y a la consulta externa de la Policlínica Méndez Gimón durante los años 2002 hasta agosto del 2004. 

Criterio de inclusión:

Evolución de cuatro semanas o más de la enfermedad.

Pacientes mayores de 18 años.

- Criterios de exclusión:

Tratamiento quirúrgico previo.

Infiltraciones con esteroides previas.

Patologías reumatológicas asociadas.

A todos los pacientes se les indicó estudio radiológico de calcáneo y perfil reumatológico a los pacientes con sospecha clínica de colagenopatías. La presencia radiológica de espolón calcáneo no fue utilizada como criterio de inclusión,  ya que su identificación solo demuestra que la condición ha estado presente por al menos seis meses y no es utilizada como criterio diagnóstico en la actualidad[xxv]  .

Los pacientes fueron aleatoriamente divididos en dos grupos, un grupo control y un grupo experimental. En el primer grupo se  empleó un AINES COX-2 selectivo (Rofecoxib 50 mgs.)cada 12 horas si hay dolor, y ejercicios de estiramiento por 15 minutos por lo menos una vez  al día.

En el grupo experimental se emplearon las medidas anteriormente descritas, y además el uso  nocturno de férulas de polipropileno. Las férulas fueron en su totalidad realizadas a la medida en una ortopedia de la localidad.

Los pacientes fueron evaluados  a las  ocho semanas de iniciado el tratamiento. Se empleó una modificación del Score de Roles y Maudsley[xxvi],  como medida subjetiva de la mejoría clínica del paciente. También se interrogó sobre la cantidad de AINES consu-midos semanalmente, y se empleó esta medida como evidencia de la efectividad del tratamiento propuesto.

Los pacientes que después de ocho semanas permanecían con síntomas importantes fueron tratados con otras medidas, y en los pacientes con  dolor después de 8 meses de tratamiento, se empleó tratamiento quirúrgico.  La evaluación de estos tratamientos está fuera de los objetivos de este trabajo.

5. Modificación del Score de Roles y Maudsley

Excelente: Ausencia de dolor, satisfacción del paciente con el tratamiento, capacidad ilimitada para caminar sin dolor.

Bueno: Disminución significativa del dolor, satisfacción del paciente con el tratamiento, y capacidad de caminar por una hora sin sentir dolor. 

Regular: Disminución leve del dolor, paciente parcialmente satis-fecho con  el tratamiento.

Malo: El dolor se mantiene o empeora, el paciente está insatisfecho con el tratamiento.

Análisis de los datos obtenidos.

La evaluación de los resultados se realizará empleando las pruebas estadística de t de Student y Chi cuadrado. En ambos  test empleamos un nivel de significancia de 95% (a=0.05)[xxvii].

6. Resultados

Se evaluaron 14 pacientes (21 talones) en el grupo control y 15 pacientes ( 22 talones) en el grupo experimental, para un total de 43 talones. Uno de los pacientes del grupo experimental, no toleró el uso de la férula, por lo que fue excluido.

El  67,4% de los pacientes tratados eran mujeres y 32,6% hombres. El promedio de edad en el grupo control fue de 44,3 años, y en el experimental de 41,3 años. 

7. ¿Cómo se trata la tendinitis de los peroneos?

Tabla 1

El 40 % de los pacientes tenia hallazgo radiológico de espolón calcáneo

De los 22 talones tratados en el grupo experimental, en 16 obtuvimos resultado excelente y en 6 un resultado  bueno.

De los 21 talones tratados en el grupo control, en 8 obtuvimos resultado excelente, en 8 bueno y en 5 un  resultado regular.

Calculamos la validez estadística de este resultado mediante Chi cuadrado, obteniendo un valor de   X2= 8,64, que resulta estadísti-camente significativo empleandoa=0.05 y 3 grados de libertad.

En cuanto al empleo de AINES, en el grupo control obtuvimos un promedio de 3,6 grageas semanales, y en el grupo experimental un promedio de 1,5 grageas semanales durante las primeras ocho semanas de tratamiento.

Analizando el resultado mediante t de Student  resulta que hay una diferencia estadísticamente significativa empleando  a=0.05.

Discusión

La edad promedio encontrada en nuestro trabajo corresponde a la reportada en la literatura sobre el tema,  la enfermedad tiene una predilección en la cuarta década de la vida[xxviii],[xxix].   El sexo femenino también predomina en los casos encontrados.

En un 60 % de los casos no encontramos el hallazgo radiológico del espolón calcáneo. Este resultado corresponde con la literatura revisada24,[xxx]

El resultado de  nuestro trabajo revela una diferencia estadísticamente significativa entre el grupo que experimental y el grupo control, tanto en la percepción subjetiva de mejoría basada en la modificación del Score de Roles y Maudsley, como en la disminución del número de antiinflamatorios tomados. Como único inconveniente en el grupo experimental, encontramos un paciente que no toleró el empleo de la férula.

Como limitaciones  de este trabajo encontramos el número pequeño de la muestra, que le quita poder estadístico[xxxi] y que no se trató de un estudio doble ciego.

A pesar de estas limitaciones, consideramos que los resultados son clínicamente relevantes.

8. Conclusión

El empleo de la férula de uso nocturno es un método seguro en el tratamiento del  paciente con fascitis plantar. Su empleo mejora los síntomas del paciente, y disminuye la cantidad de analgésicos ingeridos.  Debe tenerse presente en el arsenal terapéutico del traumatólogo para el tratamiento de la fascitis plantar. 

9. Referencias

[i] Atkins D, Crawford F, Edwards J, Lambert M. A systematic review of treatment for the painful hell. Rheumatology. 1999; 38: 969-7

[ii] Buchbinder R. Plantar Fascitis. N Engl J Med 2004;3550:2159-66.

[iii] Mc Carty DJ, Gorecki GE. The anatomical basis of inferior calcaneal lesions. J. Am. Podiatr Assoc. 1979; 69: 527-536.

[iv] Ballas Mt, Tytjo J, Cookson D. Common overuse running injuries: diagnosis and management. Am Fam Physician 1997; 55:2473-84.

[v] Clement DB, Taunton JE, Smart GW, Mc Nicol KL. A survey of overuse running injuries. Physician Sprtmed 1981; 9(5) :47-58.

[vi]  Sadat-Ali M. Plantar fascitis-calcaneal spur among security forces personnel. Mil Med 1998; 163:56-7

[vii] Gill LH, Kiebzak GM. Outcome of nonsurgical treatment for plantar fascitis.  Foot  Ankle Int. 1996;17:527-532.

[viii] Juliano P,  Harris T. Plantar fascitis, entrapment neuropathies, and tarsal tunnel syndrome : current up to date treatment.  Curr Opin Orthop .2004; 15: 49-54.

[ix] Rompe JD, Schoellner C, Nafe B. Evaluation of Low Energy Extracorporeal Shock Wave application for  Treatment of Chronic Plantar Fascitis. J Bone Joint Surg Br. 1996 ;78 :233-7

[x] Maier M, Steinborn M,  Schmitz C, Stabler A, Kohler S, Pfahler M, Dürr HR, Reflor HJ. Extracorporeal Shock Wave Application for  Treatment of Chronic Plantar Fascitis Associated with  hell spurr: Prediction of Outcome by  Magnetic Resonance Imaging. J Rheumatol. 2000; 27: 2455-62

[xi] Speed CA. Extracorporeal shock –wave therapy in the management of chronic soft tissue conditions. J Bone Joint Surg (Br.) 2004 ; 86-B :165-71.

[xii] Ogden  JA, Alvarez RG, Marlow M.: Shockwave therapy for chronic Proximal plantar fascitis: a metaa-analysis.  Foot  Ankle Int. 2002;23:3301-308.

[xiii] Sauer ST, Marymont JV, Mizel MS.  What’s New in Foot and Ankle Surgery. . J Bone Joint Surg. Am 2004 ;86(4) :878-886.

[xiv] Alvarez R. Preliminary results of the safety and efficacy of Ossa Tron For treatment of plantar fascitis.  Foot Ankle Int. 2002; 23:197-203.

[xv] Buchbinder R, Ptaznik R, Gordon R et al. Ultrasound guided extracorporeal shock wave therapy  for plantar fascitis- a randomized contolled trial.JAMA 2002; 288: 1364-1372.

[xvi] Albornoz JC. Efectos Secundarios de los AINES. Revisión. Revista de la Sociedad Médico Quirúrgica del Hospital de Emergencia Pérez de León. 1997; 28(1):48-54.

[xvii] Acevedo JI, Betts RP. Complications of plantar fascia rupture associated with corticosteroid injection.           Foot Ankle.1998;19:91-97

[xviii] Sellman JR- Plantar fascia rupture associated with corticosteroid injection. Foot Ankle Int 1994; 15: 376-381

[xix] Conti RJ, Shinder M.Soft tissue calcifications induced by local corticosteroid injection. J Foot Surg 1991;47:34-37

[xx] Powell M. Effective treatment of chronic plantar fascitis with dorsiflexion night splints. A crossover prospective  randomized outcome study. Foot Ankle. 1998: 19; 10-18.

[xxi] Pfeffer G et al.  Comparison of custom and prefabricated orthoses in the initial treatment of proximal plantar fascitis. Foot Ankle Int. 1999; 20: 214-221.

[xxii] Probe RA, Baca M, Adams R, Perece C. Night splints  treatment for plantar fascitis. A prospective randomized study.  Clin Orthop .1999;368: 190-5

[xxiii] Wapner KL, Sharkey PF. The use of night splints for treatment of recalcitrant plantar fascitis. Foot Ankle.1991;12:135-7

[xxiv] Ryan J. Use of posterior night splints in the treatment of plantar fascitis. Am Fam Physician. 1995:19(1) 891-898.

[xxv] Thomas JL et al. The  diagnosis and treatment of heel pain. J Foot Ankle Surg. 2001;40(5): 329-40

[xxvi] Roles NC, Maudsley RH.  Radial tunnel syndrome: resistant tennis elbow as a nerve entrapment. J Bone Joint Surg Br. 1972 ;54 :499-508.

[xxvii] Runyon RP, Haber A. Estadística para las ciencias sociales. Cuarta Edición . Delawere. Addison- Wesley 1992.

[xxviii] Schepsis AA, Leach RE, Gorzzyca J. Plantar fascitis: etiology, treatment surgical results and review of the literature. Clin Orthop 1991; 266:185-196.

[xxix] Lapidus PW, Guidotti FP. Painful heel : report of 323 patients with 364 heels. Clin Orthop 1965;339:178-86.

[xxx] Rubin G, Witten M. Plantar calcaneal spur. Am J Orthop 1963,5;38-41.

[xxxi] Freedman KB, Bernstein J. Sample Size and Statistical Power in Clinical Orthopaedic Research. J Bone Joint Surg 1999; 81A:1454-60.

 

 

 

ACERCA DE PIE
Contáctenos
Policlínica Méndez Gimón Consultorio 38 piso 3. Avenida Andrés Bello, Urbanización La Florida, Caracas, Venezuela.
E-mail: juancalbornoz@hotmail.com
mapa
facebook
Página de Preguntas y
Respuestas en Facebook
twitter
Seguir a @traumatologo
Contenido de Fascitis
Plantar

1. Resumen 

2. Hipótesis

3. Objetivos Generales y Específicos

4. Materiales y Métodos

5. Modificación del Score de Roles y Maudsley

6. Resultados

7. ¿Cómo se trata la tendinitis de los peroneos?

8. Conclusión

9. Referencias